Page 10 - "El diablo llegó" y otros relatos
P. 10

lejana de opcimisn10, hecha de irotúa, de picardía n1uy 1nexica-

                                    na, con10 hierbas extrañas en un palacio de nuestra aristoct'acia

                                    cin1arrona.  Pero el Tlacuache, corno el anin1alito de nuestras

                                    rand1erías, sí era de este n1undo, cuando quería serlo para em-


                                    bestir,  n1order,  la  injusticia social,  porque supo cotnprender

                                    los problen1as del c:unpesino, del obt'e1·0, de la burocracia [ ... ]




                                    Enfrentamos así varios matices, diversos  modos del hu-

                              mor. Contradiciendo lo expresado en Fenomenowgía del relajo

                              por Jorge Portilla, para q Lúen el humorista centra su atención

                              en las miserias del hombre, en sus motivaciones más ruines o

                              deleznables, los personajes de Garizurieta se caracterizan por

                              su ambigüedad, es decir, el escritor no los sitúa abiertamente


                 10           en ningún extremo de la balanza;  los suyos son individuos

                              excéntricos a los que no se sabe si llamar genios o locos.

                                    Numerosos ejemplos de un humor incisivo, irórúco, pue-

                              den encontrarse en los  textos  del autor de Resaca;  sin em-

                              bargo, igual o más numerosos son los del despliegue de uno

                              festivo y liberador, que provoca la ri5a sin otro fin que la risa

                              rrusma.

                                    Podría decirse que este peculiar sentido del humor forma

                              parte de la idiosincrasia de la gente del trópico, según lo de-


                              clara el propio Gari2urieta en Recuerdos de un niño de panta•

                              Ión largo: "Tenía [mi padre], según he sabido mucho después,

                              sólidos conocimientos de las letras y de la historia universal,

                             y bien desarrollado el sentido del humor;  no  era cosa rara
   5   6   7   8   9   10   11   12   13   14   15