Vaticanus A, Códice

De Wiki Filologia
Saltar a: navegación, buscar

Sinónimos: Codex Vaticanus 3738, Codex (o Códice) Ríos.
Localización: Biblioteca Apostolica Vaticana [Codex Vat. Lat. 3738].
Historia:
Estado de publicación: Publicado.
Clasificación tipológica: Cosmológico, cosmogónico, mytológico, adivinatorio, ritual-calendárico, etnográfico, e histórico.
Clasificación regional: Cuenca de México, con material de Puebla y Oaxaca.
Fecha: Aprox. 1565.
Descripción física: Papel europeo, 102 folios (17 en blanco), aprox. 46.5 x 29.5 cm.

Descripción

La primera nota indisputable del Códice Vaticanus A (Indorum cultus, idolatria et mores) aparece en el inventario Rainaldi de 1596-1600 de la Colección del Vaticano, aunque existen referencias ambiguas a manuscritos mexicanos en la Biblioteca del Vaticano que también podrían referirse a él (Mercati, 1589; José de Acosta, 1590). En un suplemento de las ediciones de 1615 y 1625 del Imagini delli dei de gli antichi de Cartari, Pignoria agregó figuras copiadas del códice que también aparecen en dós cuadernos de dibujos de Filippo de Winghe (d. 1592). De acuerdo con Pignoria, estas copias vinieron originalmente del Cardenal Amulio, prefecto de la Biblioteca del Vaticano de 1565 a 1566 (murió en 1570).

Texto bibliográfico

En su Antiquities of Mexico, Kingsborough (1830-1848) produce la primera edición del manuscrito, aunque, desafortunadamente separa las imágenes litográficas de los textos y proporciona una traducción errática en tres volúmenes separados. En la edición del Duque de Loubat (titulada II manuscrito messicano vaticano 3738 detto il Codice Ríos) se reorganizaron los folios, encuadernados incorrectamente, y se incluyeron litografías a color mejoradas con fallas menores. Ehrle (1990) proporciona una transcripción en italiano de los textos y un comentario histórico y bibliográfico extensivo. La edición de Coroña Nuñez (1964), titulada Códice Vaticano Latino 3738, incluye fotografías de tamaño reducido a color del manuscrito original, mantiene la foliación de Ehrle, y agrega una traducción al español y comentario con algunos errores. La edición ADEVA (1979), titulada Codex Vaticanus 3738, proporciona una reproducción fotográfica superior del manuscrito reducida a una escala de 7/10, pero con folios que revierten al orden revuelto del manuscrito original. Está precedido únicamente por una introducción de una página en alemán, inglés y español, y no tiene transcripción ni comentario. La edición de Anders, Jansen & Reyes García (1996) reproduce las láminas de la edición de ADEVA, cambia el título del manuscrito (Religión, Costumbres, e Historia de los Antiguos Mexicanos: Libro explicativo del llamado Códice Vaticano A), re-enumera varias páginas y proporciona una transcripción en italiano, una traducción al español y un comentario académico detallado.
En el siglo XVIII el jesuita mexicano exiliado Fábrega (1899:13-14) describió el manuscrito, comentó su estado desordenado que lo atribuyo al Dominicano Pedro de los Ríos, y lo utilizó para estudiar dos manuscritos prehispánicos no anotados, el Vaticanus B y el Borgia. Humboldt (1810:87-89, 202-211) fue el primero en reconocer la relación entre el Códice Telleriano-Remensis que se encontraba en la Biblioteca Imperial de Paris y el Códice Vaticanus A en la Biblioteca del Vaticano. Reprodujo y discutió todas las 9 figuras vestidas (lam. 14) y los cuatro soles de la "Mitología azteca" (lam. 26), observando, al igual que Fábrega, que diferían de los manuscritos originales mexicanos de la Colección del Vaticano. Paso y Troncoso (1898b:60-61, 340-368) se encargó de una examinación comparativa detallada de una gran parte del manuscrito e identificó la sección cosmogónica como una leyenda tolteca transcrita. Quiñones Keber (1955b) discutió cómo es que el manuscrito del Vaticano reflejaba las prácticas de juntar información del siglo XVI. Debido a su rareza e importancia, los segmentos cosmográficos, cosmogónicos y mitológicos del manuscrito han llamado la atención de una gran cantidad de académicos, incluyendo a Mendoza (1882, 1886, 1877); Chavero (1877a; 1903: 5-14; s.f.:77-90); Paso y Troncoso (18989); Imbelloni (1943); León-Portilla (1963); Graulich (1983a, 1983b, 1997); Nagao (1985); Quiñones Keber (1997); López Austin (1997; 1998:I:54-58). Particularmente, el material sobre Quetzalcoatl en la sección mitológica y en las trecenas ha sido el tema de comentarios por parte de Beauvois (1886); Lafaye (1974:165-168); D. Carrasco (1982); Quiñones Keber (1984, 1987) y Nicholson (2001:XXVI-XI, 60-73). Los igualmente raros símbolos de la veintena que acompañan las escenas de conquista (ff. 89r-v) y que faltan en el Códice Telleriano-Remensis, fueron reproducidas y discutidas por Seler (1899a) y Kubler & Gibson (1951). Véase la Tabla X para una concordancia entre los dos manuscritos y Rios Pair para estudios que traten ambos manuscritos.

Texto de contenido

Al igual que el Códice Telleriano-Remensis, su cognado parcial, el Códice Vaticanus A es una compilación colonial de varios tipos de manuscritos indígenas, con secciones mayores compuestas de subsecciones más pequeñas y hasta folios individuales. Un tlacuilo copió los rituales calendáricos (veintenass) y la parte adivinatoria (tonalamatl) del Códice Telleriano-Remensis, mientras que otros pintaron someramente la sección histórica de este manuscrito o copiaron otras secciones que no estan en esta fuente (cosmología, cosmogonía, mitología, vestimenta, signos calendáricos, rituales de sacrificio) para producir un extenso compendio de la vida indígena. Algunas informaciones que se encuentran en el códice (folios 4v, 23r) indican que un fraile dominico llamado Pedro de los Ríos "compiló" sus imágenes. A Pedro de los Ríos se le identifica como el anotador final y el más ubicuo del Códice Telleriano-Remensis. Ríos y sus colegas dominicos terminaron de anotar el Códice Tellerian-Remensis en Puebla alrededor del año 1563, y probablemente empezaron, poco después, a trabajar en el copiado de las imágenes y en agregar otras para crear un manuscrito mucho más largo y grandioso. Dos escribas agregaron extensos comentarios en italiano, en un vocabulario bastante extraño, al nuevo manuscrito, indicando que esta ambiciosa producción estaba destinada a un lector italiano. Para las secciones cognadas los comentarios son traducciones recopiladas, revisadas y aumentadas de las anotaciones dispersadas en español del Códice Telleriano-Remensis. Sin embargo, son mucho más digresivas y están por demás cristianizadas y entonadas con alusiones bíblicas. La necesidad de editar y traducir las anotaciones del Códice Telleriano-Remensis sugiere que se hizo un borrador intermedio del texto. El extraño texto en italiano y la aparición temprano del manuscrito en la Biblioteca del Vaticano indican que estaba destinado a un dignatario italiano, posiblemente el Papa dominico Pablo VI, que fue pontífice de 1566 a 1572.
Las secciones cosmológica, cosmogónica y mitológica con las que abre el manuscrito, son únicas entre los manuscritos coloniales del Centro de México. La primera de estas secciones muestra los niveles celestiales, terrestre y los del inframundo del universo (ff. 1v-3v); la segunda, los cuatros soles previos al actual o las eras cósmicas (ff. 4v-7r); y la tercera, el relato de Quetzalcoatl y Xipe Totec en Tollan (ff. 7v-10v). A continuación se encuentra el libro adivinatorio de 260 días copiado del Códice Telleriano-Remensis (ff. 11r-33r), que asimismo incluye imágenes de los días, dioses e influencias mánticas de los 20 periodos de trece días llamados trecenas. La siguiente sección calendárica-ritual incluye una tabla de un ciclo calendárico de 52 años de 1558 a 1619 (en realidad 1609; 34v-36r); una sección de la veintena, copiada del mismo códice, en la que se incluyen representaciones de las deidades de las 18 ceremonias anuales de las veintenas (ff. 42v-51r); una tabla gráfica de los 20 signos de día relacionados a varias partes del cuerpo masculino (f. 54r); y ceremonias de sacrificio (ff. 54v-57r). Después se encuentra una sección etnográfica con figuras de cinco guerreros, un gobernante, un hombre y una mujer de élite, vestidas en sus trajes tradicionales (ff. 57v-61r), después un folio que muestra las 3 eras del hombre (f. 61v). La última sección está muy poco anotada pero es un anales históricos pictográficos más completos que los del Códice Telleriano-Remensis y está compuesto por un relato de migración, que aquí empieza en 1194 (7 cuevas y 3 años agregados; ff. 66v-73r); una historia dinástica de 1366 a 1518 (ff. 73v-86v), y un segmento sobre la conquista y la colonia de 1519 a 1549 (ff. 87r-94r). Concluye con signos anuales pintados sin imágenes o anotaciones hasta 1566 (ff. 95r-96v) aunque omite la lista de los eventos históricos del Códice Telleriano-Remensis. Véase la Tabla X para una concordancia entre los dos manuscritos y Rios Pair para estudios sobre ambos manuscritos.

Copias

Bibliografía clasificada

Ediciones: Kingsborough, 1831-1848:II:159-206; V:159-206, VI:155-232; Ehrle, 1900; Corona Núñez, 1964:III:7-313; ADEVA, 1979; Anders, Jansen & Reyes García, 1996.
Comentarios: Kingsborough, 1830-1848; Ehrle, 1990; Corona Núñez, 1964; ADEVA, 1979; Anders, Jansen & Reyes García, 1996.
Estudios: Humboldt, 1810:87-89, 202-211; Chavero, 1877a, 1903:5-14; s.f.:77-90; Mendoza, 1882, 1886, 1877; Beauvois, 1886; Paso y Troncoso, 1898b:60-61, 340-368; Fábrega, 1899:13-14; Seler, 1899a; Imbelloni, 1943; Kubler & Gibson, 1951; León-Portilla, 1963; Lafaye, 1974:165-168; D. Carrasco, 1982; Graulich, 1983a, 1983b, 1997; Quiñones Keber, 1984, 1987, 1995b, 1997; Nagao, 1985; López Austin, 1997; 1998:I:54-58; Nicholson, 2001:xxvi-xi, 60-73.
Breve mención: Orozco y Berra, 1880:I:401-402.
Breves descripciones: Kubler & Gibson, 1951:71-72; Alcina Franch, 1955:437-439, 1992:88-90; Aguilera, 2001:144-145; Quiñones Keber, 2001:III:78-79.

Texto de Base: Eloise Quiñones Keber