Historia 


 

 

... “Y comprendo, así, y me justifico por haber aceptado, con la dedicación de la biblioteca del Instituto de Investigaciones Filológicas, los hiperbólicos elogios que ella involucra; no sólo de haberlos aceptado, sino de enorgullecerme por ellos; porque ellos me demuestran no la existencia de mis méritos, incierta y dudosa, sino la magnitud de la firme y cierta amistad que ustedes me tienen. Y por eso les digo ahora: gracias, desde el fondo de mi viejo corazón. Gracias."

Palabras pronunciadas por el Dr. Rubén Bonifaz Nuño con motivo de la inauguración de la Biblioteca que lleva su nombre

 

Dr. Rubén Bonifaz Nuño

 

La Biblioteca del Instituto de Investigaciones Filológicas fue creada en 1988. Con ello, se unificaron en un solo espacio arquitectónico los recursos humanos, bibliográficos y hemerográficos disponibles en las bibliotecas de los cuatro centros y el seminario que entonces conformaban la dependencia: la Biblioteca y Hemeroteca del Centro de Estudios Literarios (1956); la Biblioteca del Centro de Estudios Mayas (1970), cuyos antecedentes fueron los acervos de los seminarios de Cultura (1959) y de Escritura Maya (1967); la Biblioteca del Centro de Estudios Clásicos (1973), antes Biblioteca del Centro de Traductores de Lenguas Clásicas (1966); la Biblioteca del Centro de Lingüística Hispánica (1967), y la Biblioteca del Seminario de Poética (1977). En septiembre de 1988, debido a la fundación del Seminario de Lenguas Indígenas, se incrementaron las adquisiciones de libros y revistas relacionadas con el estudio de las lenguas indígenas de México, Centro y Sudamérica, y del Sur de los Estados Unidos de América.

El 26 de noviembre de 1996, se inauguró el nuevo edificio, de 2 100 metros cuadrados, diseñado por el despacho del arquitecto A. Recamier, que albergaría las crecientes colecciones de la recién nombrada Biblioteca "Rubén Bonifaz Nuño". En el acto de inauguración participaron el doctor José Sarukhán, rector de la UNAM; el doctor Fernando Curiel Defosse, director del Instituto; el doctor Humberto Muñoz García, coordinador de Humanidades, y el doctor Rubén Bonifaz Nuño, fundador del Instituto.

A través del tiempo, los acervos de la Biblioteca se han enriquecido gracias a la donación de colecciones particulares. En 1961, se incorporaron al acervo de la Biblioteca del Centro de Estudios Literarios 10 000 volúmenes procedentes de la biblioteca personal del doctor Julio Jiménez Rueda; en 1972, la donación de libros de la biblioteca de José María González de Mendoza; en 1979, la colección de libros franceses de la biblioteca de Jaime Torres Bodet; en 1982, la biblioteca de Demetrio Sodi Morales, cedida al Centro de Estudios Mayas; en 1991, la biblioteca del escritor Manuel Maples Arece, donada por su viuda, Blanca de Maples Arce, y su hija, Mireya Maples; en 2006, la biblioteca de Alberto Pulido Silva y el Fondo Kolb-Neuhaus; en 2007, la biblioteca de Humberto Antonio Maldonado Macías, y en el 2008, la biblioteca de la doctora Beatriz Garza Cuarón y una colección perteneciente a Carlos Velo.

Asimismo, significativas aportaciones han sido efectuadas a la Biblioteca del IIFL por Adolfo Sánchez Vázquez, Armando de María y Campos, Augusto Monterroso, Basil Lapadat, Enrique González Casanova, Ernesto Mejía Sánchez, Francisco de la Maza, Héctor Valdés Valdés, María del Carmen Millán, José Rojas Garcidueñas y Margarita Mendoza López, Julieta Campos, Yolanda Bache Cortés, Beatriz Espejo y Emmanuel Carballo. En 2008, se constituyó el Fondo Gallego con las aportaciones que, en lengua gallega, realiza constantemente la Xunta de Galicia.

En 2009, los Archivos del Centro de Estudios Literarios, conformados por los fondos de José María González de Mendoza, Rubén M. Campos, Armando de María y Campos, José Juan Tablada, Luis Felipe Lanz Margalli, Alfonso de María y Campos, y por el epistolario general y colección de microfilmes de Jaime Torres Bodet, pasaron a resguardo de la Biblioteca “Rubén Bonifaz Nuño”.




Humanindex Defensoría de los Derechos Universitarios Coordinación de Estudios de Posgrado